El 29 de septiembre en el Centro de Convenciones de Cd. Madero, Tamaulipas, tuvo lugar el cuarto Verano de Escándalo.

Una rivalidad llamaba poderosamente la atención: cuatro jóvenes estelares se daban con todo: Heavy Metal, Hijo del Perro Aguayo, Héctor Garza y Latin Lover. Esa noche El Perrito y Heavy derrotaron a los dos regiomontanos.

Abismo Negro venció al Cibernético en un mano a mano, ya que pese a sus conatos de reconciliación la rivalidad profesional aún seguía latente.

La Parka, Dos Caras Jr., Sangre Chicana (que atravesaba por una etapa como técnico) y Alebrije c / Cuije derrotaron a Los Consagrados (El Texano, Espectro Jr., Pirata Morgan y El Cobarde).

Charly Manson levantó gran polémica en su unión con Los Vipers, y no sólo eso, sino que confrontó a sus antiguos compañeros Los Batos Locos.

Al lado de Psicosis II, Histeria II, Maniaco y Mosco de La Merced II derrotó a Nygma, May Flowers, El Picudo, Espíritu (el futuro Dark Espíritu de La Secta) y un Bato Loco “honorario”, pero que hace honor a ese título con creces: Super Crazy.

Durante este match Crazy, quien fue el primer Histeria, pudo confrontar por momentos a su segunda versión.

Lady Apache, Ayako Hamada y Alda Moreno vencieron a Aja Kong, Miss Janeth y Tiffany.

Pathfinder, Ludxor, Pegasso y Oscar Sevilla “El Novillero” vencieron a El Apache, Angel Mortal, Marabunta y Mr. Cóndor.

Mascarita Sagrada, Mini Pathfinder y Octagoncito vencieron a Mini Abismo Negro, Mini Psicosis y Rocky Marvin.